Los trabajadores de confianza y la causa justa de despido

César Puntriano Rojas
Abogado


El Tribunal Constitucional (TC) ha establecido en diversas sentencias la improcedencia de la reposición de trabajadores de confianza, debido a que poseen un mayor grado de responsabilidad por las funciones que desempeñan al relacionarse en forma inmediata y directa con la vida misma de la empresa, sus intereses en la realización de fines, administración, entre otras actividades. El Colegiado alega que la pérdida de confianza constituiría una causa justa de despido de este tipo de trabajadores.

Ello ha sido señalado, por ejemplo, en las sentencias recaídas en los Exp. Nº 746-2003-AA/TC, 4492-2004-AA/TC, 1651-2005-PA/TC, 2358-2005-PA/TC, 8146-2005-AA/TC, entre otras.

Sin embargo, el propio TC ha sostenido una excepción a la improcedencia de reponer a trabajadores de confianza, según lo señalado en las sentencias recaídas en los Exp. 03501-2006-PA/TC y 756-2007-PA/TC. En ellos, ha establecido que, en caso el trabajador despedido por “pérdida de confianza” haya ingresado a laborar en un puesto de trabajo común y luego hubiese sido promovido a un cargo de confianza, procederá su reposición al puesto de trabajo original o uno similar.

Advertimos que el tribunal estaría realizando una diferencia entre los trabajadores que desde el inicio laboraron en un puesto considerado como de confianza y aquellos que fueron promovidos a un puesto de confianza luego de ingresar a laborar en un puesto común. No nos parece razonable dicha decisión.

Atendamos, además, que la “pérdida de confianza” solo podría considerarse como una causa justa para la improcedencia de la reposición vía amparo, mas no para, de manera excluyente a aquella, optar por el pago de una indemnización por despido arbitrario. Aquí, la Suprema, la cual ha sostenido que el retiro de confianza no es una causal de despido y que, de alegarse, el trabajador de dirección o de confianza, que goza de estabilidad relativa, tiene derecho al pago de la indemnización por despido (Cas. 820-2002 Lambayeque, 2037-2000 Piura). Esto sin perjuicio de la posibilidad de recurrir también a la vía judicial ordinaria para intentar ser repuesto en caso de que su despido estuviera viciado con alguna de las causales de nulidad de despido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: